Yo pagué un soborno

Por: Gonzalo Fanjul

Estaba yo leyendo lo del pequeño busto que se ha hecho Carlos Fabra en su aeropuerto fantasma de Castellón y no sé por qué me vino a la cabeza una campaña ciudadana contra la corrupción que está causando furor en la India.

 

 

El título lo dice todo: Yo pagué un soborno (I paid a bribe). A través de una página web, las personas y las empresas que residen en este país pueden denunciar las ocasiones en las que policías, agentes de aduanas, políticos o cualquier otro funcionario público solicitan un "extra" por sus servicios. La página cuenta con un foro en el que los ciudadanos comparten sus experiencias e incluso con un consultorio legal en el que pueden plantear casos concretos. Desde las multas de tráfico a la renovación de licencias empresariales, se suceden las historias de ciudadanos que expresan su frustración por haberse visto obligados a pagar, aunque también las de aquellos que se negaron o que se encontraron con funcionarios honrados. De este modo, lo que podría ser un ataque personal (los sobornados no aparecen citados por su nombre) se convierte en un estímulo para la honradez de unos y la madurez ciudadana de otros.

VER artículo completo